Resistencia al despotismo lustrado

Lamentablemente vivimos tiempos confusos en los que las autoridades civiles supeditan el sentido común al egoísmo partidista, a la megalomanía personal o al diseño de una ciudadanía pacata y desactivada. La ordenanza del alcalde de Lima por la que se tapaban los murales realizados en la capital peruana con motivo del Festival Latidoamericano de 2013 ha tenido un vivo rechazo público por constituir un flagrante atentado cultural bajo la coartada de la legalidad. Ni siquiera ha tenido la excusa de responder a un acto iconoclasta de carácter religioso o de carácter ideológico, simplemente da la impresión de que se trata de una damnatio que pretende o bien borrar la huella de la actividad de la alcaldesa precedente, Susana Villarán, o bien dejar una huella impactante de lo que promete ser un egocéntrico mandato político, monotemático, monológico y monocolor, por parte de otro más de esos representantes que confunden autoritarismo con fortaleza, censura con clarividencia y lustrar con ilustración.

En este estado de cosas, se ha realizado un acto de protesta y resistencia consistente en pintar a plantilla códigos QR, bajo la firma de MURALES IMBORRABLES. Gracias a estos códigos y si se cuenta con el dispositivo electrónico adecuado, se puede rememorar el mural que habita tras la capa de pintura.

11081317_352441468278380_9088280021057958667_n

Publicado por

Positivos

Desde 1999 somos una web de referencia sobre arte urbano y moda urbana. Más que una web de noticias, y una tienda de ropa urbana, formamos parte de la historia del arte urbano y el comercio electrónico en España.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *